Skip top navigation Skip to content

Print   Email  Share

PRESS RELEASE
7-2-14

La Cadena Mas Grande de Farmacias de EE.UU. Pagará $180,000 Para Resolver Demanda de Discriminación por Discapacidad por la EEOC

Walgreens De South San Francisco Despidió A Empleada  Con Diabetes Sobre Una Bolsa De Papitas De $1.39, Agencia Federal Acusó

SAN FRANCISCO - La compañía gigante de farmacias, Walgreens pagará a una empleada con diabetes con varios años de empleo $180,000, y también implementará una revisión de sus polizas y entrenamiento para resolver una demanda federal de discriminación basada en discapacidad entablada por la Comisión Para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo EE.UU. (EEOC)ÿÿ, anunció hoy la agencia.

La demanda de la EEOC acusó que la ex-cajera Josefina Hernández, quien tiene diabetes tipo II, fue despedida por un Walgreens localizado en South San Francisco debido a su discapacidad después de comerse una bolsa de papitas de $1.39 durante un ataque hipoglucémico con el fin de estabilizar su nivel de azúcar en la sangre. Hernández había trabajado para Walgreens casi 18 años, sin antecedentes disciplinarios, y Walgreens sabía de su diabetes. Sin embargo, el oficial de la compañía declaró que no la entendía ni tampoco buscó una aclaración cuando Hernández escribió, "Mi nivel de azúcar bajo. No tuve tiempo", en respuesta a querer una explicación del porqué tomó las papitas sin antes pagarlas.

Despedir a una empleada descapacitada viola el Acta de Americanos con Discapacidades (ADA). El acta también requiere que un empleador proporcione acomodación razonable para un empleado o solicitante de empleo con una discapacidad, a menos que ello impondría una carga excesiva para el empleador. Después de una investigación por el Investigador de la EEOC Carlos Rocha, y después de intentar resolver el caso a través de los esfuerzos de conciliación, la EEOC presentó la demanda (EEOC v Walgreen Company, Caso No. CV 11-04470) en la Corte de Distrito de los EE.UU. para el Distrito del Norte de California.

El 14 de abril, el juez de Distrito de EE.UU. William Orrick señaló que "Walgreens no ha podido alegar ninguna mala conducta que no este relacionada con su discapacidad", y negó la petición de Walgreens para un juicio sumario. En la audiencia, el abogado de Walgreens reconoció que Hernández era una empleada valiosa de varios años con un buen historial, y caracterizó su despido como "un resultado severo", que fue percibido como injusto por la EEOC.  

"No sólo fue severo e injusto, pero ilegal, y por eso la EEOC demandó para corregir este mal", dijo William Tamayo, el Abogado Regional de San Francisco de la EEOC. "La gente puede pensar que este caso se trata de comer antes de pagar, pero el verdadero problema es como una empresa respondió a una estimada empleada con 18 años de empleo, que sabían durante 13 años que era diabética y que trató de pagar por las papitas después de que ella se recuperó de su ataque hipoglucémico".

Según el decreto que resuelve la demanda ordenada por el Juez Orrick, Walgreens aceptó pagarle a Hernández $180,000 y revisar y distribuir sus políticas sobre la acomodación de personas con discapacidad en su sitio de intranet para los empleados. La compañía también ofrecerá capacitación contra la discriminación, presentará informes periódicamente a la EEOC y publicará una notificación sobre dicho decreto por los siguientes tres años. El Abogado Supervisor Jonathan Peck y los Abogados Cindy O'Hara y Peter Laura litigaron el caso por la EEOC.

Hernández dijo, "Me gustaría dar las gracias a la EEOC por presentar mi caso, al equipo de la EEOC por su gran trabajo y a mi familia por su apoyo durante el caso".

El Director la Oficina del Distrito de San Francisco de la EEOC Michael Baldonado dijo, "Este acuerdo es un buen resultado, ya que las medidas cautelares en el decreto aumentan la probabilidad de que los empleados de Walgreens no sufran discriminación por discapacidad en el futuro, sus empleados podrán solicitar acomodaciones en el marco de la ley, y la Sra. Hernández es libre a ser nuevamente empleada y no podrá ser sujeta a represalias".

Chris Murray, abogado de Walgreens declaró, "Estamos muy contentos de haber llegado a una resolución en la que ahorra tiempo y gastos de un litigio continuo para todas las partes involucradas. Esta resolución es consistente a nuestro pasado y futuro compromiso como un lider en la industria en responder a las necesidades especiales de cualquier empleado que tenga una enfermedad o discapacidad".

De acuerdo a la información de la compañía, en el año fiscal 2013, Walgreens, basado en Deerfield, Illinois, tenía 248,000 empleados, 8,582 tiendas y registró $ 72.2 billones en ventas.

La EEOC hace cumplir las leyes federales que prohíben la discriminación en el empleo. Más información sobre el EEOC está disponible en su sitio web en www.eeoc.gov y en su página en Twitter @EEOCespanol.