Skip top navigation Skip to content

Print   Email  Share

PRESS RELEASE
9-28-10

EEOC Demanda A Panda Express Por Represalia

La Demanda Alega Que Panda Express Despidió a Una Mujer
Por Oponerse Al Acoso Sexual

SAN JOSE, Calif. — La cadena de comida rápida Panda Express violó una ley federal al despedir a una empleada por haber reportado acoso sexual por parte de un compañero de trabajo en uno de sus sitios en San José, alegó la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC)  en una demanda federal entablada hoy. 

De acuerdo con la demanda entablada por la Comisión, Verónica Nava, quién trabajó como ayudante y cajera, notificó al gerente del restaurante que un compañero se involucró en comportamiento sexual inapropiado. Panda Express condujo una investigación y a última instancia transfirió al compañero de trabajo a otro sitio. No obstante, a cinco semanas de la queja por parte de Nava, y a solo días de haber concluido la investigación de Panda Express, la empleada fue despedida por el mismo encargado, quién Nava aseguró era amigo del presunto acosador.

Dicha conducta viola el Título VII del Acto de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe la discriminación en el empleo a base de raza, color, religión, sexo (incluyendo acoso sexual o embarazo) u origen nacional, y protege a empleados que se han quejado de dichas ofensas, de represalia. Después de haber intentado llegar a un arreglo voluntario antes del litigio, la Comisión levantó la demanda (EEOC v. Panda Express, Inc., Civil Action No.________) en una  corte federal del Distrito del Norte de California, División de San José, y busca recompensa  monetaria, incluyendo angustia emocional y daños punitivos, de parte de la mujer que sufrió la represalia; aparte de medidas cautelares para evitar que se repita este tipo de discriminación.

“Yo solo quería hacer mi trabajo sin tener que lidiar con el comportamiento inapropiado de mi compañero,” dijo Nava, madre de dos hijos. “Después de levantar la voz ante algo que yo sabía era incorrecto, la gerencia me despidió.”

El director para la Comisión del Distrito de San Francisco, Michael Baldonado dijo, “Cuando un empleado se queja de acoso sexual, un empleador sabio vería esto como una oportunidad para cortar el problema desde la raíz. El castigar al empleado que se queja tan solo multiplicará el problema.  Primero, estas faltando a tu obligación legal de investigar y detener el acoso. Segundo, agregas una nueva ofensa de represalia. Tercero, estas mandando el mensaje a toda tu fuerza laboral que el empleado se queja bajo su propio riesgo. Un lugar de trabajo en el cual los empleados temen reportar el acoso puede convertirse en un ambiente tóxico en el cual el acoso se convierte en algo aceptado.”

El abogado regional para la Comisión en San Francisco, William R. Tamayo, señaló que el número de denuncias por represalia archivadas con la Comisión en el año fiscal 2009 (33,613) fue más que el doble del número de denuncias archivadas por acoso sexual (12,696) en el mismo año.  

Tamayo agregó, “Obviamente, la represalia es un problema significativo. Es imprescindible que los empleados sean capaces de levantar su voz en contra del acoso y discriminación sin temor de que el empleador los castigue por haberse quejado. La Comisión defenderá incansablemente a estos empleados de la represalia por parte del empleador.”

De acuerdo con la información de la compañía, Panda Express maneja aproximadamente 1,200 restaurantes de comida rápida en 37 estados y Puerto Rico. La cadena de restaurantes pertenece y es operada por Rosemead, Panda Restaurant Group, Inc., basada en California la cual a su vez le pertenece en un 100% a al fondo fiduciario de la familia Cherng.

La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) hace valer leyes federales que prohíben la discriminación en el empleo. Para más información sobre la Comisión, visite el sitio de Web www.eeoc.gov.