Skip top navigation Skip to content

Print   Email  Share

PRESS RELEASE
6-1-15

Corte Suprema Falla En Favor De La EEOC En Caso De Discriminación Religiosa Contra Abercrombie

Los Empleadores no Pueden Negarse  a Contratar a Solicitantes Basado  en sus Creencia o Prácticas  Religiosas, Aunque no Pidan Específicamente un Ajuste a las Políticas de la Compañía

WASHINGTON- La Corte Suprema de los Estados Unidos ha llegado a una decisión de 8-1 escrita por el juez Antonin Scalia de que un  empleador no puede negarse a contratar a una solicitante si el empleador fue motivado a evitar la  necesidad de dar cabida a una práctica  religiosa. Tal comportamiento viola  la prohibición de la  discriminación religiosa contenida en el Título VII del Acta de Derechos Civiles de 1964.

El  Asesor General de la EEOC David López  elogió la decisión. "En su raíz, este caso se trata de la defensa de los principios estadounidenses esenciales de la libertad religiosa y la  tolerancia. Esta decisión es una  victoria para nuestra sociedad cada  vez más diversa y aplaudimos el  coraje y la tenacidad de Samantha  Elauf en este asunto." 

Según  la Corte Suprema, "el empresario que actúa con motivos de  evitar ciertos ajustes, puede violar el Título VII, incluso si no tiene más que una sospecha infundada  de que se necesitaría algún ajuste."  El Tribunal continuó diciendo que  "... para dar cabida a una práctica religiosa es sencillo: Un empleador no puede hacer que las prácticas religiosas de un solicitante  confirmadas o no, un factor en las decisiones de empleo."   

"La  EEOC aplaude la decisión de la Corte  Suprema afirmando que los empleadores no pueden hacer la práctica religiosa de un solicitante  un factor en las decisiones de empleo,"  dijo la Presidenta de la EEOC Jenny Yang. "Este  fallo protege los derechos de los  trabajadores a la igualdad de trato en el lugar de trabajo, sin tener que sacrificar  sus creencias o prácticas  religiosas."

El  caso surgió  cuando Samantha Elauf,  entonces una adolescente que lleva un  pañuelo o hijab  sobre su cabeza como parte de su fe  musulmana, solicitó un trabajo en Abercrombie & Fitch en su ciudad natal de Tulsa, Oklahoma. Ella se le negó trabajo por no conformar a la "Política del Look" de la empresa  que Abercrombie prohibía cubrirse  la cabeza. Ella después presentó una  acusación ante la Comisión Para  la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC), alegando discriminación religiosa, y la EEOC presentó  una demanda contra Abercrombie &  Fitch alegando que Abercrombie se  negó a contratar a Samantha  Elauf debido a su religión, y que no pudo  dar cabida a sus religiosas creencias por hacer una  excepción a su "Política del  Look" que prohíbe cubrirse la cabeza. 

El  tribunal de distrito concedió un juicio sumario a la EEOC después de  sostener que la evidencia estableció  que Elauf llevaba el hijab como parte de su  fe musulmana, que Abercrombie & Fitch fue advertido de la  naturaleza religiosa de su práctica, y que se negó a contratarla  como un resultado. Un jurado otorgó posteriormente  daños a Elauf por  discriminación.

Abercrombie apeló y un panel dividido de  la Corte de Apelaciones del  Décimo Circuito falló a favor de Abercrombie. El tribunal de apelaciones  sostuvo que Abercrombie no tenía conocimiento suficiente  de las prácticas religiosas de  Elauf porque, a pesar "suponiendo" correctamente  que Elauf  llevaba un pañuelo en la cabeza a causa de su religión, Abercrombie no recibió notificación  explícita, verbal de un conflicto entre la "Política del Look" y la práctica religiosa de Elauf - a pesar de la evidencia de que Abercrombie nunca reveló la regla de 'no permitir cubrirse la cabeza' en la "Política del Look"  a Elauf. 

El Procurador General de los  Estados Unidos, que lleva a cabo todos  los litigios EEOC en la Corte  Suprema, pidió a la Corte atender el caso de la EEOC. Dado el número de quejas de discriminación religiosa recibidas cada año por la EEOC, el gobierno creyó que el tribunal de sentencia  de apelaciones 'tendría un impacto  negativo significativo sobre  casos de solicitantes de empleo cuyas  religiones imponen requisitos relativos de aseo o vestido.

"Yo  era una  adolescente a quien le encantaba la  moda y estaba ansiosa por trabajar  para Abercrombie & Fitch,"  dijo Elauf. "El respeto a mi fe no me debió  impedir conseguir un trabajo. Me alegro que defendí mis derechos, y que la EEOC estuvo  allí para mí y llevó mi queja  a los tribunales. Estoy muy agradecida a  la Corte Suprema por la decisión de hoy  y espero que otras personas se den cuenta de que este tipo de discriminación está mal y la EEOC está ahí para ayudar."

Para ayudar a los empleados  y empleadores en la comprensión de  sus derechos y obligaciones sobre  alojamientos para la práctica religiosa, la EEOC tiene una hoja informativa sobre el atuendo religioso y aseo en el lugar de trabajo.

La  EEOC hace  cumplir las leyes federales que prohíben la discriminación en el empleo. Más información acerca de la EEOC está disponible en www.eeoc.gov y en su página de Twitter, @EEOCespanol.