Skip top navigation Skip to content

Print   Email  Share

PRESS RELEASE
1-13-15

EEOC Demanda A Triangle Catering por Discriminación Religiosa

Compañía de RaleighDespidió Ilegalmente a Rastafari Por Negarse a Quitar su Gorro Religioso, Acusa Agencia Federal

RALEIGH, N.C. - Triangle Catering, LLC, una empresa de servicio de comidas y bebidas y organización de eventos con sede en Raleigh, violó la ley federal al no dar cabida a las creencias religiosas de un empleado y lo despidió a causa de su religión, la Comisión Para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) alegó en una demanda presentada hoy.

La EEOC dice que Michael Reddick, Jr. había sido un practicante de Rastafari durante más de 15 años. Como un Rastafari, Reddick tiene la creencia religiosa sincera que debe mantener su cabeza cubierta para evitar que su energía espiritual se escape a la atmósfera. De acuerdo con esta creencia, Reddick lleva un pequeño gorro, que él le refiere como una "corona", para cubrirse la cabeza. Reddick fue contratado como conductor de entrega en diciembre de 2013. Poco después de ser contratado, la empresa le informó a Reddick que tendría que quitarse el gorro cubriendo su cabeza mientras trabajaba para la empresa. Reddick le dijo a Triangle Catering que no podía quitarse su gorro a causa de sus creencias religiosas. La empresa finalmente despidió a Reddick por negarse a quitar su gorro. 

Esa supuesta conducta viola el Título VII del Acta de Derechos Civiles de 1964, que obliga a los empleadores a intentar hacer ajustes razonables para las creencias religiosas sinceras de los empleados, siempre y cuando al hacerlo no cause ninguna dificultad excesiva. La EEOC presentó la demanda en la Corte Federal de Distrito para el Distrito Este de Carolina del Norte (EEOC v Triángulo Catering, LLC, Acción Civil No. 5:. 15cv00016) después de primero intentar de llegar a un acuerdo voluntario a través de su proceso de conciliación. La EEOC busca el pago retroactivo, daños compensatorios y daños punitivos para Reddick, así como medidas cautelares.

"Ninguna persona debe ser obligada a elegir entre su religión y su trabajo cuando la empresa puede proporcionarles un ajuste razonable sin sufrir una dificultad excesiva," dijo Lynette Barnes, abogada regional para la Oficina del Distrito de Charlotte de la EEOC, que incluye la Oficina del Área de Raleigh, donde se presentó la acusación. "Este caso demuestra el compromiso contínuo de la EEOC para luchar contra la discriminación religiosa en el lugar de trabajo."

La EEOC es responsable de hacer cumplir las leyes federales que prohíben la discriminación en el empleo. Más información sobre el EEOC está disponible en su sitio web en www.eeoc.gov y en su página de Twitter, @EEOCespanol.